capturando la temperie

29 enero 2009

Capas que combaten copos (I)

Filed under: Viajes — emiliorey @ 22:35

Siempre he preferido el frío al calor. Y siempre uso la misma lógica cuando sale esta tópica y típica conversación de bar o de playa. El calor, justifico, llega un momento que no lo puedes combatir más. Y, si encima, está mezclado con la humedad, no te digo ya. Los tres años que viví en Valencia me lo demostraron. El frío, sin embargo, puede ser enfrentado algo mejor, a mi entender. No digo que sea agradable pasar frío, ojo, que una tiritona es de lo más desagradable, sino que siempre te puedes poner más ropa encima.

¿Tú que prefieres?

¿Tú que prefieres?

Pues bien, con este viaje ha llegado la hora de demostrarlo empíricamente.

Y resulta que, en este tema, no me queda más remedio que referirme a Luismi. De hecho debería ser él, mejor que yo, el que escribiera esta entrada. Luismi es un tío inteligente, tiene un sexto sentido especial para muchas cosas -los negocios entre ellas, por eso me encanta tenerlo como socio en digitalmeteo- y es un maestro en encontrar soluciones express ante una crisis provocada por un problema inesperado. Es un crack.

Ahora bien, con el tema de la ropa y el frío que íbamos a pasar en Laponia, se rayó. Mazo además. Nacho ya nos ha contado alguna vez que realmente no hace falta llevar nada de ropa a Finlandia, aparte de la interior térmica y por motivos de higiene. Te lo dan absolutamente todo. Incluso nos ha contado que mucha gente que llega allí -españoles, of course– presumiendo de “chupa” de esquiar que lo aguanta todo, terminan por pedir por favor la vuelta al redil en medio de una excursión en moto de nieve, al helarse literalmente de frío.

Bueno, pues a pesar de eso, Luismi se hizo un master, a través de internet, acerca de cómo abrigarse en el ártico. Lo sabe todo el tío, todos los materiales, los buenos, los malos, las marcas de ropa, los modelos de las marcas, los usos y abusos, las debilidades. Se ha hecho el DAFO de cómo abrigarse de forma extrema.

Un día (el día de la nevada en Madrid, precisamente, el 9 de Enero), cenando con Naima, con Sus y conmigo, empezó a explicarnos cómo iba la cosa. Parece ser que el tema son las capas. Digo el número de capas que te pongas, no el ponerte una capa en plan Conde Drácula, eso no. Cuatro o cinco capas son las que se necesitan, además de protección especial para manos, pies y cabeza. Entre esas capas, la cámara de aire calefactada por el propio calor corporal, es la clave, el secreto, de ir cómodo.

¿Pasaria frio este Conde en Laponia?

¿Pasaría frío este Conde en Laponia?

Por no alargar mucho el post, dejaré para mañana la especificación de estas capas y algunos detalles curiosos, junto con la lista de cosas que, a pesar de las advertencias de Nacho, nos hemos comprado ya… Intentaré recordar marcas, precios y sitios donde las hemos adquirido, por si estáis pensando en algo parecido.

Veremos si, después de este viaje, pasaré a defender a capa y espada que el calor es mucho mejor combatible que el frío, y que lo prefiero mil veces.

Pero lo dudo.

1 comentario »

  1. Pues yo sí. He estado a -18º C en Bucarest y a 45º C en Sevilla, y prefiero mil veces más el calorcete. Siempre te puedes poner bajo una fuente, o darte una ducha.😀

    Comentario por banyuken — 30 enero 2009 @ 8:58


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: