capturando la temperie

24 enero 2009

Los pelillos de la nariz como termostato (I)

Filed under: Viajes — emiliorey @ 18:27

La climatología de cada zona de nuestro planeta limita el tipo de actividad que la sociedad establecida en esa zona puede desarrollar. No sólo eso, sino la idiosincrasia de sus habitantes. En España, en el sur de Europa, en general en zonas cálidas, se vive más en la calle, hay más horas de luz, la gente está más predispuesta a socializar. Incluso en zonas frías, como es el caso de Finlandia, al llegar el verano y el Sol de Medianoche, la gente sale a las calles y celebran con fiestas y en bañador su sobredosis anual de Luz, a pesar de que la temperatura, incluso en pleno Agosto, no pase de 15º.

A eso me puedo acostumbrar.

El problema viene cuando un latino -por decirlo de alguna forma- se traslada a esa zona, por encima de círculo polar ártico en pleno invierno. La temperatura es la variable principal -que no la única- que lo determina todo. Como os decía, la gente en esas zonas revisa constantemente el termómetro, no el reloj.

Quien más o quien menos, ha estado a temperaturas bajas, quizá esquiando, quizá en una excursión por la montaña. En mi caso, la temperatura más baja a la que he estado es -15ºC, una noche en Baqueira Beret. Pero sin viento, era una temperatura totalmente soportable. Y fue sólo un rato de una sola noche. Susana me cuenta que una vez esquiando bajo una ventisca en Cerler, soportó -20ºC. Y sólo en una bajada, camino de un refugio, casi muere en el intento, ya que la sensación térmica es lo que realmente se mira en estos casos.

No es lo mismo 8ºC con viento en calma que con un viento como el de hoy en Madrid, por ejemplo, con rachas sostenidas de 40 km/h y golpes de 80 km/h. Tampoco es lo mismo 35ºC con una humedad relativa del 30% o con una HR de 85%. Temperatura, humedad y viento se mezclan en una fórmula que realmente determina tu estado de bienestar…o malestar.

Nacho, en aquella cena en Paracuellos y más tarde en sus mail y por Skype, nos ha hablado largo y tendido sobre las temperaturas que soportaremos en Laponia. Parece ser que lo normal en las fechas que vamos, será tener unos 15 ó 20 bajo cero. En los -20ºC parece estar el límite de lo soportable y lo peligroso. Parece ser que un buen termostato, y no es broma, son los pelillos de la nariz. A esa temperatura se congelan. Y eso no es bueno, es la primera alarma para tomar medidas y buscar refugio.

Padres, no leáis la segunda parte de este post, ¿vale?🙂

2 comentarios »

  1. Yo trabajé durante varios días en una nave de congelados, a 25º bajo cero, y te puedo asegurar que no, no es bueno que se te congelen los pelillo de la nariz, ni que lagrimees constantemente, ni que dejes de sentir la parte inferior de tu cuerpo. Lo más grande es que allí había gente que llevaba trabajando años y años. Héroes de la vida.

    Comentario por banyuken — 25 enero 2009 @ 11:23

  2. Uf, dejar de sentir la parte inferior del cuerpo no suena nada bien, no señor.

    Comentario por emiliorey — 25 enero 2009 @ 12:16


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: